Ciencia en Imágenes

Cueva subterránea

La paleocueva hallada en Batan recientemente se encuentra parcialmente vacía, tiene una extensión explorada de 6.1 metros, y un diámetro de 1 metro. El techo de la cueva se encuentra a 2 metros de profundidad y en sus paredes se hallaron marcas de garras producidas por un armadillo gigante (gliptodontes pequeños o pampateridos). Terminadas las tareas de recolección de datos, por parte de los paleontólogos del Museo Scaglia, la antigua cueva será sepultada para que prosigan normalmente los trabajos en el pozo ciego. 

Las cuevas prehistóricas pertenecen a una clase muy particular de fósiles que son las trazas o icnofósiles. Son restos de actividad de un organismo, que quedan preservadas en las rocas. Esta clase de fósiles abren una ventana al pasado y nos permiten conocer mejor el  comportamiento de los organismos que la produjeron. 
Mar del Plata y la zona aledaña, posee una gran riqueza de paleocuevas producidas por algunas especies de un grupo muy particular de mamíferos que son los Xenartros, actualmente representados por los peludos, mulitas, osos hormigueros y perezosos arborícolas entre otros. Sin embargo, hace más de 8.000 años atrás existían otros integrantes de este particular grupo de animales, que tenían tamaños gigantescos y muchos de los cuales poseían una particular forma de vida, la de vivir bajo tierra. Las paleocuevas más grandes llegan a tener diámetros del orden de los 2 metros, mientras que las medianas tienen diámetros cerca de 1 metro. Sus cuevas prehistóricas, no son simples túneles, sino que son sistemas de galerías complejos y en ocasiones cuevas de distintos tipos se entrecruzan en la profundidad de la tierra, son verdaderas ciudades subterráneas creadas por grandes ingenieros ambientales. 
Por lo general estas paleocuevas se encuentran obliteradas o rellenas completamente de sedimentos. En ocasiones muy especiales estas cuevas pueden preservarse parcialmente o completamente vacías y hallarse en su interior, fósiles de otras especies animales diferentes al del animal que les dio origen, como ser tigres dientes de sable, osos de las pampas, entre otros. 

La sorpresa inesperada surge cuando Juan Farina, entomólogo del museo Scaglia constata la presencia de otras trazas fósiles de insectos y sus restos asociados a las paredes de la paleocueva. Estos nuevos datos permitirán conocer más sobre los hábitos alimentarios de estos armadillos terrestres gigantes 
Recientemente la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CIC), aprobó un proyecto de investigación relacionado con el estudio de estas paleocuevas. Este proyecto liderado por los investigadores Susana Bargo y Néstor Toledo, cuenta con la participación de profesionales de La Plata, Buenos Aires, Mendoza, La Pampa y Mar del Plata como centro de operaciones y punto de partida histórico en estas investigaciones. 
Esta fauna de mamíferos cavadores sudamericana, fue única en el planeta tierra y se pretende revelar muchos de sus secretos, que aún permanecen guardados en las profundidades de estas ciudades subterráneas prehistóricas.

PH: Matías LucianoTaglioretti
Paleontologo egresado de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de La Plata. Se desempeña como encargado del Laboratorio de Paleontologia del Museo Municipal de Ciencias Naturales de Mar del Plata "Lorenzo Scaglia". Su linea de investigación se enfoca en Bioestratigrafia y Tafonomía.