Serpens Sur

Las nubes moleculares son ingentes cantidades de polvo y gas (entre 500 y 10000 veces la masa de nuestro sol), que pueblan la Vía Láctea y otras galaxias más allá de la nuestra. Sus tamaños oscilan entre los 5 y los 50 años luz. Las nubes moleculares son regiones del espacio en las que se forman las estrellas, pero al haber tal cantidad de polvo, son invisibles al ojo humano. Es por ello que los astrónomos usan telescopios en ondas de radio o milimétricas, transparentes al polvo, para desentrañar los procesos que ocurren en su interior. En esta imagen se puede ver el brillo de la molécula de diazenilo (N2H+), trazando la nube molecular "Serpens Sur", en la constelación del Águila, que es una de las regiones de formación estelar más jóvenes (por el momento se han encontrado más de 200 estrellas jóvenes en su interior). La imagen fue tomada con el interferómetro milimétrico CARMA durante más de 150 horas y muestra la estructura filamentaria de este tipo de nubes

 

Manuel Fernández-López 

Es Magister en Astronomía por la Universidad Complutense de Madrid y Doctor en Astronomía por la Universidad Autónoma de México. Realizó una estancia Post Doctoral en la Universidad de Illinois y en el Instituto de Radioastronomía (IAR). Actualmente es Investigador Adjunto del CONICET en en IAR. Su campo de investigación es la formación de estrellas. Pertenece al Grupo Fringe.

 

Para saber más http://fringe.iar.unlp.edu.ar/