El agua, un recurso y un peligro: el desafío de no dejar a nadie atrás

25 de Marzo de 2019


El agua, un recurso y un peligro: el desafío de no dejar a nadie atrás

El agua es una de las sustancias más comunes en nuestro planeta. Cubre casi tres cuartas partes de la superficie y se puede encontrar en mares, lagos, ríos, lagunas y hasta en los desiertos. Es un elemento indispensable para todos los seres vivos: los animales, las personas y las plantas necesitan de ella para poder vivir.

 

Aspectos de la vida humana como la ocupación del territorio, la obtención de alimentos e incluso la posibilidad de aprovechamiento energético están determinados por la distribución espacio-temporal del agua. Por lo tanto, el agua constituye un recurso valioso que debe ser considerado fundamental para el desarrollo de las sociedades.

 

No obstante ello y en relación con el consumo, muchas personas en el mundo carecen de acceso a servicios de suministro de agua y las perspectivas para el futuro también son preocupantes: según las Naciones Unidas para el 2050 la demanda mundial de agua podría llegar a ser un 30 % superior a la actual. Además, se estima que 1.800 millones de personas consumen agua sin protección frente a la contaminación.

 

Por otro lado, por su abundancia o escasez el agua puede constituir un peligro para la sociedad: la ocurrencia de eventos hidrometeorológicos extremos de diversas escalas espacio-temporales (inundaciones, anegamientos y sequías) ocasionan grandes daños en los bienes y la integridad física de las personas. Según cifras publicadas por la ONU, actualmente alrededor de 1.200 millones de personas se encuentran expuestas al riesgo de inundación y anegamiento y la escasez de agua afecta a más del 40 % de la población mundial.

 

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo desde el año 1993. Este día fue designado a partir de la recomendación realizada durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) celebrada en 1992 en Río de Janeiro. El objetivo es captar en todo el mundo la atención respecto a la importancia de este recurso y su gestión, mediante la realización de actividades relativas a la concientización social, organización de conferencias, seminarios, exposiciones, etc.

 

Cada año las Naciones Unidades establece para este día un tema correspondiente a un desafío actual o futuro referido al agua. A lo largo de los años se han desarrollado muchas temáticas: la mujer y el agua (1995), agua y salud (2001), el agua y los desastres (2004), el agua y la seguridad alimentaria (2012), agua y energía (2014) y agua y desarrollo sostenible (2015), solo por mencionar algunos. En el 2018 la temática fue “La naturaleza al servicio del agua”. Con este último tema, se pretendían encontrar soluciones basadas en la naturaleza para resolver los desafíos hídricos de este siglo y ayudar de forma sostenible a mitigar los efectos del cambio climático y mejorar la salud humana, entre otras cosas. Las medidas basadas en la naturaleza son aquellas que se focalizan en la gestión de la vegetación, suelos, humedales, ríos y lagos. En las ciudades, por ejemplo, la aplicación de medidas de este tipo se traduciría en el fortalecimiento de la infraestructura verde mediante la plantación de árboles en espacios públicos.

 

En el 2019 el Día Mundial del Agua se celebra bajo el lema: "No dejar a nadie atrás".  La definición de este tema está ligada a que todo el mundo pueda beneficiarse del progreso del desarrollo sostenible mediante garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos. Esto se halla en concordancia con el número seis de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se pusieron en marcha en el año 2016 como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

 

“No dejar a nadie atrás” focaliza la atención en implementar y dar seguimiento a las metas propuestas para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en materia de agua especialmente para aquellos grupos vulnerables, como mujeres, niños, refugiados o pueblos originarios. Para no dejar a nadie atrás, se deben concentrar los esfuerzos en incluir a estas personas en los procesos de toma de decisiones respecto a la gestión del agua, asegurando la efectivización de su derecho al agua potable, limpia y segura y su protección frente a los peligros derivados de la misma.

 

InundApp: una propuesta para la gestión del riesgo de inundación

 

En el marco del abordaje del agua como un peligro surgió el proyecto InundApp,  que se basó en la idea de que el involucramiento de la sociedad en la gestión del riesgo contribuye a la resiliencia y al desarrollo sostenible. Se plantearon objetivos que hicieron hincapié en la valorización de las percepciones y vivencias de la comunidad acerca de la problemática de las inundaciones, en la implementación de una aplicación para dispositivos móviles cuyo uso contribuya a la gestión del riesgo de inundación y en la difusión de la aplicación InundApp como herramienta de gestión reactiva que incorporara la cultura de la prevención en la vida cotidiana de los habitantes del suroeste bonaerense.

 

InundApp (play.google.com/store/apps/details?id=com.cs.uns.edu.ar.inundapp) es una aplicación colaborativa para dispositivos móviles que contribuye a la gestión del riesgo de inundación en el suroeste bonaerense por medio de la cual  los ciudadanos pueden informar con rapidez acerca de un evento hidrometeorológico y de los elementos afectados en su entorno inmediato. Constituye el soporte técnico de libre acceso para la conformación de un Sistema de Alerta Temprana Colaborativo (SATC). InundApp es una herramienta que nos ayuda a estar preparados ante peligros derivados de precipitaciones y crecidas. Su uso involucra directamente a la comunidad y propicia su participación en los procesos de gestión del riesgo de inundación.

 

La finalidad global es considerar a todos los integrantes de la comunidad a fin de fortalecer su conocimiento respecto del riesgo asociado a la ocurrencia de lluvias intensas, crecidas e inundaciones y propiciar su participación en los procesos de gestión del riesgo de inundación.

 

Autores:

 Belén Moretto

Licenciada y Profesora en Geografía (Universidad Nacional del Sur). Becaria Doctoral de la Universidad Nacional del Sur. Departamento de Geografía y Turismo, Universidad Nacional del Sur.

 María Eugenia Fernández

Licenciada y Profesora en Geografía (Universidad Nacional del Sur). Becaria Doctoral del Instituto Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Departamento de Geografía y Turismo, Universidad Nacional del Sur.

 Jorge O. Gentili

Licenciado y Doctor en Geografía (Universidad Nacional del Sur) y Especialista en Sistemas de Información Geográfica (Universidad Distrital F. J. de Caldas - Colombia). Profesor Adjunto de Climatología. Investigador Asistente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Departamento de Geografía y Turismo, Universidad Nacional del Sur.