Especialistas investigan el efecto de la reducción de las costas bonaerenses

03 de Enero de 2018


Especialistas investigan el efecto de la reducción de las costas bonaerenses

Varias playas de la costa bonaerense enfrentan el mismo fenómeno desde hace algún tiempo: el mar avanza sobre ellas un metro por año. Las playas pierden arena, el mar empuja hacia la costa y va ganando espacio.

La erosión a la que se ven expuestas las playas es resultado de las variaciones climáticas del planeta y de la mano del hombre, quien a través de construcciones (obras de hormigón, avenidas costaneras sobre médanos, por ejemplo) ha afectado los ciclos de erosión y acreción naturales.

El geólogo Enrique Schnack (Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata, investigador de la CIC, fundador y ex director del Centro de Geología de Costas del Cuaternario, de la Universidad de Mar del Plata) explica que el ancho de algunas playas en la costa atlántica bonaerense se ha reducido visiblemente. Esto implica que el espacio donde las olas deberían amortiguar su impacto se achica, por la presencia de construcciones costeras públicas y privadas, y el efecto de las tormentas es más severo.

El investigador, junto a otros especialistas, advierte que existe un proyecto de dragado y refulado en las costas, el cual mejoraría notablemente la situación de los balnearios del Partido de la Costa. El plan consiste en el relleno de playas, a partir de los bancos arenosos sumergidos, existentes desde Punta Médanos hacia el sur. Estas áreas de préstamo servirían para las tres playas del Partido de la Costa, que no disponen de fuentes de arena submarina aptas. 

El proyecto prevendría los graves efectos que el achicamiento de las costas produce: el aumento en la erosión de las playas, la inundación permanente de zonas bajas en Samborombón, la destrucción y desaparición de pantanos costeros y la intrusión salina en los acuíferos.