MUJERES EN LA CIENCIA: CECILIA MÓNACO

19 de Abril de 2018


MUJERES EN LA CIENCIA: CECILIA MÓNACO

El biocontrol de enfermedades en cultivos hortícolas

¿Alguna vez te preguntaste cuáles son los efectos del uso de fungicidas? Antes de hablar de este tema, debemos saber qué es un fungicida.

Los fungicidas son sustancias tóxicas que se emplean para impedir el crecimiento o eliminar los hongos y mohos perjudiciales para las plantas, los animales o el hombre. Su uso indiscriminado trae aparejado concecuencias negativas en la salud y el medioambiente ¿Cuáles son entonces las opciones para los controles de enfermedades y plagas en las plantas?

El control de los patógenos habitantes de suelo, es decir todos los agentes que puden causar daño o enfermedad a la biología de un huésped, sea este animal, vegetal o el hombre,  se realiza actualmente a través de la fumigación del suelo con fungicidas, como el bromuro de metilo y carbamatos, entre otros. El bromuro de metilo, si bien es muy efectivo en controlar a los patógenos de suelo, es altamente tóxico, contribuye a la contaminación ambiental y su uso  fue prohibido.

La utilización de microorganismos antagonistas, es decir, hongos que combaten hongos perjudiciales, es una alternativa no contaminante, y ha tomado gran relevancia en estos últimos años. Esta alternativa tiene la ventaja de ser específica y sin riesgos para el medioambiente.

El Control Biológico se define como la reducción de las actividades de un patógeno que produce una enfermedad, por uno o más organismos, en forma natural o a través de la manipulación del ambiente, o por la introducción de uno o más antagonistas. Se señala que esta definición refleja que el Manejo Integral de Poblaciones, es más que una acción específica dirigida a un solo patógeno, como podría ser en el uso de productos químicos.

El control biológico no presenta algunos de los efectos negativos en las plantas y en el ambiente como con el control químico, tales como la resistencia de los hongos a los fungicidas,los riesgos toxicológicos de dichos productos, contaminación de los alimentos y del suelo y persistencia en el agua.

Por otro lado, el control biológico tiene una serie de restricciones, limitaciones y requerimientos que deben conocerse; los organismos de control son mucho más sensibles a las condiciones ambientales que los productos químicos, Los costos de control biológico pueden resultar menores y de mayor eficiencia, respecto al uso de otras prácticas de control tradicionales, pues, aunque los antagonistas pueden actuar en forma más lenta y en menor escala, su acción puede ser más estable y duradera que el control químico; en este caso, el efecto es temporal y se requieren aplicaciones continuas para lograr una protección adecuada de las plantas.

El área comercial de los productos biológicos recién está comenzando. Un organismo o una estrategia de biocontrol considerada no viable en la actualidad podría ser explotada muy exitosamente en un mercado futuro, en el cual la agricultura sostenible y la reducción de los impactos sobre el ambiente sean de alta prioridad.

Luego de haber comentado la opción a los usos de fungicidas  nos referiremos aquí a un género en particular que tiene como característica la posibilidad de ejercer el biocontrol de hongos fitopatógenos indirectamente, compitiendo por el espacio y los nutrientes, modificando las condiciones ambientales, estimulando el crecimiento de las plantas y sus mecanismos de defensa. También pueden realizar ese biocontrol directamente, mediante micoparasitismo se trata de las especies denominadas Trichoderma a través de la penetración directa de las hifas del hospedante y/o por producción de enzimas extracelulares.

Algunas especies del género Trichoderma son muy comunes en diversos suelos, principalmente en los ácidos y ricos en materia orgánica. Estas especies son fáciles de aislar, de cultivar y de propagar en diversos substratos y además, la mayoría de ellas  compiten eficientemente por el espacio y nutrientes.

Trichoderma harzianum  ha sido, hasta el momento, el hongo antagonista más utilizado para el control de enfermedades de las plantas. Además, dentro de ellas se han obtenido nuevos biotipos tolerantes, es decir especies tolerantes  a fungicidas y que tienen una mayor habilidad antagonista que los aislamientos originales. En este sentido, se obtuvieron muy buenos resultados en un invernáculo comercial con un cultivo de tomate, con la aplicación al trasplante de una suspensión de esporas de Trichoderma harzianum, se obtuvo un mayor diámetro en los frutos de 1º calidad con valores de 6,46 cm como promedio, mientras que los frutos de las plantas que no habían recibido el tratamiento con Trichoderma sp. tenían un diámetro de 4,08 cm promedio. Además también se vio favorecida la altura de las plantas y el diámetro del tallo de las mismas en los lotes donde se había aplicado Trichoderma harzianum como suspensión de esporas al momento del trasplante. Estos mismos antagonistas se aplicaron a plantas de lechuga en un invernáculo comercial, y se observó que las plantas que habían recibido el tratamiento tenían un mayor diámetro en las hojas y mayor peso fresco y seco.

Aún se siguen realizando ensayos para observar el efecto que estos antagonistas provocan en las plantas y sobre los fitopatógenos. Teniendo en cuenta los resultados obtenidos hasta el momento, estamos en condiciones de asegurar que el control biológico es una alternativa posible al uso de productos químicos, teniendo siempre presente que, con este método de control, no se busca un 100% de eficiencia, sino mantener a la enfermedad en niveles que no produzcan perjuicio económico al productor y  que sean amigables con el ambiente. Una alternativa que traerá como beneficios: no contaminar el ambiente, no afectar al que lo aplica y además, esta forma de proteger las plantas puede aplicarse en casa.

Cecilia Ines Monaco es Doctora en Ciencias Naturales con orientación Ecologia, Profesora Adjunta de Fitopatologia en la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la UNLP. Profesional Principal de la Comision de Investigaciones científicas de la Provincia de Buenos Aires. Trabaja en el uso de Trichderma sp. como  agente de biocontrol de enfermedades en cultivos de importancia económica.

Publicaciones destacadas:

-Biological control of leaf grey mould of greenhouse tomatoes caused by Botrytis cinerea. 2011. G Dal Bello; M Rollán; G Lampugnani; C Abramoff; L Ronco; S Larrán; M Stocco; C Mónaco. International Journal of Pest Management 5: 177–182.

-Relationship between an invitro and greenhouse assay for biological control of Bipolaris sorokiniana-induced seedling blight of wheat. Dal Bello, G.; Mónaco, C., Sisterna, M. and Nico, A. 2009. Biological Agriculture & Horticulture (USA)  26: 103-119.

- Principios de manejo ecológico de enfermedades en cultivos. 2014. Sarandon & Florers (eds.). En: Agroecología: bases teóricas para el diseño y manejo de agroecosistemas sustentables. Capitulo 12, Pp 314-341