Perla guaraní, una obra de teatro muy singular

15 de Noviembre de 2019


Perla guaraní, una obra de teatro muy singular

Dentro del marco de  la Semana de las Lenguas Indígenas, una de las actividades que sobresale es la puesta en la UNGS de Perla guaraní, una pieza dramática que retrata la historia de una mujer y el laberinto de su vida. Se podrá ver el próximo jueves 7 de noviembre a las 20 hs. en el Centro Cultural de la UNGS, Julio A. Roca 812, San Miguel.

Perla espera aferrada a su machete, agazapada como un yaguareté, la entrada de su clientela. Zapatitos de cuero es lo que vende. Cierra la puerta de lo que parece el interior de un rancho y frente a nuestros ojos se convierte en un personaje erótico y peligroso: condensa en su cuerpo a la serpiente y al encantador. Un litoral exuberante, ominoso, se arrastra y se manifiesta en ella como una llaga abierta.

 

Su historia, la música y su voz son un narcótico, la carnada que nos atrae al anzuelo. Como en toda transacción donde las pasiones se ponen en venta, nosotros, los que disfrutamos de su encantamiento, tendremos que elegir entre un comprarle un zapatito o, por un costo mayor, un tramo de su tragedia.

 

Perla Guaraní es la primera obra escrita por la actriz y bailarina Gabriela Pastor, que cuenta con la adaptación y dirección de Fabián Díaz. Mientras que José Andrés Pawlin se encarga de ejecutar en vivo con su guitarra la música de esta experiencia dramática y cómica, musical y poética, íntima e intensa.

 

Gabriela, ¿cómo nació Perla Guaraní?

La obra nació en el marco del Taller de Creación 1 del teatro Nacional Cervantes con dirección de Ricardo Bartís. En ese contexto descomunal de actuación y compromiso, de militancia actoral, en un rincón al fondo... muy al fondo y a la izquierda, en ese subsuelo inmenso del Espacio de Artes de la UNSAM... se fue gestando Perla. Con la mirada atenta de mis compañeros y de Bartís.

¿Y qué trataste de rescatar?

Más que nada fue todo ese mundo de mi litoral formoseño que volcaba de mi memoria biodecodificada. Ese caos de información sensible de historias que escuché, que leí, que me contaron, que imaginé. Esa necesidad tan mía de hablar de lo marginal, del borde, del desborde pero sin resaltar ni colorear nada, Dejando que la humedad o la sequedad de esos espacios emocionales/geográficos hablen por sí mismos.

¿Y quién es Perla?

Perla no es sino, otra que la encarnación de muchas, miles de mujeres de nuestra historia no contada. De ese universo litoraleño sin adornos, de esa siesta aterradora, de esa infancia cruel donde el calor, la aventura y la muerte son íntimos amigos. Una especie de alter ego del darkside: Perla es una cancionista frustrada, una flor marchita, una hija abandonada y a pesar de todas sus penurias nunca pierde su lado luminoso, aunque sea desde atrás... Por un efecto de eclipse. La luz siempre está y estará.